Regalos de navidad, amigo secreto, graduaciones -entre otros- son algunos de los muchos gastos que tiene este mes. Patricio Valenzuela, experto en educación financiera y académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de los Andes nos entrega recomendaciones para sacarle el jugo al presupuesto en tiempos de inflación.

El IPC tiene los precios por las nubes y la recesión económica nos ronda desde cerca. En esta circunstancia llega uno de los meses con más gastos del año: diciembre. Regalos de Navidad, amigo secreto, graduaciones, vacaciones que se avecinan y un sinnúmero de motivos que tienen el presupuesto bastante estresado. El experto en educación financiera, académico de la Facultad de Ingeniería y Ciencias Aplicadas de la Universidad de los Andes e investigador del Instituto Milenio, entrega consejos prácticos para planificar nuestras finanzas.

1.- Hacer presupuesto: Es recomendable llevar un registro de todos los ingresos y gastos, para calcular si tenemos un excedente o déficit. Debemos considerar todos nuestros gastos, los pequeños, medianos y los más importantes, y tener presentes los “gastos hormiga”.

2.-Definir prioridades: Acordar un límite máximo para evitar el sobreendeudamiento y gastarnos ahorros destinados a otros fines. Asignar prioridades en el pago de las obligaciones, teniendo en cuenta el nivel de urgencia que éstas tienen para el hogar y las fechas de vencimiento de las cuentas. Si hay algún gasto que teníamos programado para diciembre y puede esperar, tratar de posponerlo.

3.- Cotizar y comprar en outlets: Comparar precios y comprar con tiempo nos permite reducir los gastos, aprovechar las liquidaciones y suavizar los gastos en varios meses. Comprar en outlets es una buena alternativa, ya que podemos encontrar buenos productos a un precio menor que en el comercio en general.

4.- Ahorrar con anticipación: La mejor forma de cuidar nuestras finanzas es creando un cronograma de ahorro anual. Para esto debemos identificar los meses con menores gastos y ahorrar en ellos, lo que nos permitirá tener un excedente para cuando nuestros gastos son mayores a nuestros ingresos.

5.- ¿Débito o crédito? Al usar la tarjeta de crédito debemos cotizar cuál es la más conveniente. Esto es, a igual monto y plazo, ver cuál es el crédito con la menor Carga Anual Equivalente (CAE). Esta es un porcentaje que indica el costo total de un crédito en un año. Una menor CAE significa que estamos pagando menos por el crédito y que nuestros regalos comprados a crédito estarán saliendo más baratos.

6.- Planificador financiero en la web: En la web de educción financiera “Mi Barrio Financiero” (https://mibarriofinanciero.cl), de la Asociación de Bancos e Instituciones Financieras (ABIF), tiene un planificador financiero que permite organizar las finanzas personales, registrar los ingresos y gastos y nos entrega alertas de nuestra situación financiera. También hay variadas apps para el celular con este tipo de servicios.

Por prensa