Con esta votación, los senadores dieron luz verde al estudio en particular de esta iniciativa que busca reforzar la protección penal a la infancia, a los adultos mayores y a personas con discapacidad.

Un contundente respaldo le dio la Sala del Senado al proyecto que busca reforzar la protección penal a la infancia y a personas en situación de vulnerabilidad, conocida como «Ley Tamara», al aprobar por unanimidad la idea de legislar sobre la iniciativa.

Con esta votación, se dio luz verde al análisis en particular del proyecto por lo que se fijó el 17 de junio como plazo para presentarle indicaciones.

Cabe recordar que este proyecto cumple su segundo trámite constitucional en el Senado y tuvo su origen en un mensaje y una moción de un grupo de diputados, entre los que se encuentra el actual senador Matías Walker.

En lo fundamental busca establecer una congruencia en el establecimiento de ciertas circunstancias especiales que se han considerado para la apreciación de determinados delitos, con lo que sucede respecto de la calificación de las acciones penalmente sancionadas, cuando las víctimas de delitos sean personas que se encuentran en desprotección por su edad o condición de salud.

El presidente de la Comisión de Constitución, Matías Walker, explicó los alcances del proyecto y valoró la agilización del trámite de esta iniciativa que busca fortalecer la protección penal a la infancia en casos de delitos en los que los menores resultan como víctimas.

Interveciones

José Miguel Insulza «las mayores penas no son un disuasivo para disminuir los delitos, pero cuando vemos que menores o personas con discapacidad son víctimas de delitos tan graves, se espera que, al menos, estos delincuentes no salgan de la cárcel mientras se investiga».

Fabiola Campillai «ante este proyecto no podemos quedar sin hacer nada… Creo que este tipo de delitos deben ser condenados con pena máxima como tampoco podemos permitir que delincuentes como el que mató a Ámbar, salgan antes de las cárceles y vuelvan a cometer los mismos delitos».

Matías Walker «impulsamos este proyecto de ley con el objeto de nutrir a nuestra legislación de las herramientas correctas que impidan espacios de impunidad a delitos tan graves que afectan el valor más alto de nuestra sociedad que son los niños y personas con discapacidad».

Iván Moreira «dejo absolutamente clara la idea de aumentar la sanción y voy a votar a favor en general, pero estoy muy claro que se debe mejorar, para que pueda haber justicia para las decenas de Tamaras que año a año son víctimas de crímenes deleznables y que no pueda existir impunidad».

José Miguel Durana «estas normas contribuyen a una política criminal que proteja en mayor medida los grupos más vulnerables de nuestra sociedad y en ese sentido constituir un verdadero avance».

Sebastián Keitel «el país ya está cansado de tanta delincuencia e impunidad…estas personas tienen que estar en la cárcel, no esperemos a que se produzcan más muertes y asesinatos, mano dura contra la delincuencia y los asesinos, que estás personas paguen en la cárcel los años que correspondan».

Carmen Gloria Aravena «matar un niño o cometer cualquier delito contra un niño o adulto mayor es de una inmoralidad inmensa…la violencia no convive con nada y frente a eso es difícil negarse a aprobar proyectos de este tipo…uno de los temas que hay que ver son los beneficios carcelarios».

Gustavo Sanhueza «todo proyecto que tenga por finalidad entregar mayor protección a nuestros niños, niñas, adolecentes y adultos mayores es favorable…este proyecto significa una señal que espero pueda frenar la perpetración de este tipo de delitos…Chile ya no da más con la delincuencia».

David Sandoval «los hechos de delincuencia ponen de manifiesto la urgencia y necesidad que este Congreso se manifieste con claridad frente a hechos de esta naturaleza…esta norma viene a perfeccionar la política criminal frente a casos graves».

Luciano Cruz -Coke «como sociedad tenemos la responsabilidad de garantizar los mayores estándares de cuidado a aquellos que por su condición están más desprotegidos, en particular los niños. Una forma aunque no la única, es endureciendo las penas de los delitos. No es populismo penal pero en estos casos parece absolutamente necesario».

Por prensa